Follow @Eva_Castilla

miércoles, 25 de enero de 2012

Cuando no se empieza con buen pie…


Hay muchas empresas que todavía piensan que las redes sociales son gratuitas, porque abrir una página en Facebook es gratuito, abrir un perfil en Twitter también, y lo mismo en Foursquare, Linkedin, Google+ , Youtube, y toda la gama de redes sociales que existen, tanto horizontales como verticales.

Estas empresas son las típicas que están en Facebook, Twitter o Linkedin porque todo el mundo lo está, sin tener definidos unos objetivos claros, sin saber que quieren hacer en cada una de las redes en las que están presentes, sin tener una estrategia definida. Simplemente están, porque el vecino lo está y como darse de alta es GRATIS, pues para que perder la oportunidad de aprovecharlo. Y una vez dentro, abierta la página o el perfil, viene cuando se quejan o afirman sin ton ni son, que las redes sociales no sirven para nada y que todo esto es una moda pasajera, que la gente se está empezando a cansar de tanto Social Media y que pronto todo volverá a su cauce….

Estas empresas, son las que yo creo que sin darse cuenta, se están retirando al cementerio de los elefantes. Ellas mismas, por su forma de proceder, se están quedando atrás, están desaprovechando una oportunidad que las redes sociales les brindan.  Y todo por no tener unos objetivos, una estrategia y un presupuesto definido.

Antes de empezar, creo que la empresa debe tener muy claro que estar en las redes sociales, va ser algo constante, que van a  tener que interactuar con sus clientes o potenciales clientes, que van a tener que averiguar qué es lo que ellos realmente quieren de la empresa o la marca, que les van a tener que escuchar, que van a tener que estar 24/7 (24horas/7dias) y van a tener que esforzarse por compartir contenido útil e interesante para sus usuarios. Para ello, van a  tener que destinar recursos y hoy día, con la situación actual, muchas empresas no disponen de ellos. Muchas empresas, añaden la gestión de las redes sociales a una o varias personas de la empresa, que ya de por si van saturadas, y ahora les viene encima otra cosa más de la que ocuparse, cuando ni siquiera tienen tiempo de terminar con sus actividades diarias. Aquí empieza el gran fallo. No estoy diciendo que no puedan gestionar las redes sociales personal interno de la empresa, lo que digo es que no se puede sumar como una tarea más sin quitarle peso en otras. Porque sino al final, lo que sucede, es que no hay continuidad. 

El tiempo que esta persona/s(interna/s o no) va a destinar a las redes sociales es tiempo que deja de hacer otras actividades y al final todo se traduce en €. El tiempo invertido es dinero. 

Si la empresa esto no lo tiene claro o no dispone de recursos necesarios para esta actividad, mejor entonces no estar presente. Una página o perfil de empresa, donde no hay actividad es peor que no tenerla. Si esto no está claro, hay dos opciones, o desestimar la opción de estar presente en las redes sociales o cambiar la política de empresa (y esto no es tarea nada fácil). 

Si se quiere empezar con buen pie, primeramente habrá que tener claro todos los valores 2.0 (que ya hablaré en un próximo post), y luego tener claros los objetivos y presupuesto. A partir de ahí, se puede definir la estrategia.

Termino el post con una frase que creo que es muy acertada: "Los Social Media no son GRATIS a menos que consideres que tu tiempo no vale nada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario